La líder de una estructura de sicarios y secuestradores guatemalteca, Marixa Lemus, alias la Patrona, poseía nexos con narcotraficantes en El Salvador, donde fue capturada el jueves tras varios días de permanecer prófuga, dijo el director de la Policía salvadoreña, Howard Cotto.

El jefe policial aseguró en rueda de prensa que Lemus, antes de ser condenada en Guatemala a 94 años de cárcel por los delitos de conspiración para asesinato, plagio, secuestro y asociación ilícita, "jugaba un papel de puente" entre narcotraficantes centroamericanos.

"Ella ha venido teniendo nexos con estructuras delictivas aquí en El Salvador", por lo que es "probable" que dichas estructuras le dieran soporte durante su estancia en suelo salvadoreño, comentó el alto mando policial.

Añadió escuetamente que tienen información de que algún hijo de la Patrona vive en El Salvador, pero no detalló si este tiene relación con las actividades delictivas de Lemus o si le dieron albergue.

"Hay mucha información que estamos procesando y que, obviamente, no estamos en posibilidad de compartir, porque nos va a ser de utilidad para otros procesos de investigación que desarrollamos", concluyó Cotto.

Lemus permaneció prófuga durante 14 días luego de fugarse de una cárcel bajo responsabilidad del Sistema Penitenciario (SP) que funciona en la Brigada Mariscal Zavala.

La misma fue recluida esta madrugada en una cárcel de mujeres de la que también intento escaparse en 2016, luego de ser detenida en la zona occidental de El Salvador y expulsada por haber ingresado de forma ilegal.

La banda dirigida por la Patrona estaba integrada por su hermana Sonia Lemus, que también cumple una condena de 94 años, y por seis exagentes de la Policía Nacional Civil, sentenciados a penas de entre 16 y 50 años de prisión.

Al momento de su escape era juzgada por el asesinato de su esposo Álvaro Alfonso Mejía Estrada, por cuyo delito fue sentenciada este miércoles a 40 años de prisión Sonia Elizabeth Lemus Vásquez, prima de Marixa.